Inicio

Este es el kilómetro 0 de una serie de pequeños relatos que comencé a escribir en Facebook y ahora traslado a mi blog, es decir, a casa. A vuestra casa, mejor dicho, porque una vez entréis ya tendréis el derecho a opinar sobre todo lo que hay en ella, y poner verde a su inquilino. En definitiva, que estas palabras ya duermen bajo techo: espero que os gusten.