20/ Atasco

Resultado de imagen de atasco vigo

Atasco monumental. Enciendo la radio. Otra vez el monotema: Cataluña. Para ser casi octubre, hace un calor insoportable. Apago la radio. Miro a mis vecinos de embotellamiento. Guardo la esperanza de que la ocupante del Seat que se halla a mi izquierda, casi a mi altura, se fije en mí. Es guapísima y hace poco que leí el famoso relato de Cortázar en que un hombre y una mujer se enamoraban en un atasco kilométrico a las afueras de París. Pero entre nosotros se interpone un repartidor de pizza. Santo dios bendito. ¿Quién pide pizzas a las doce y media de la mañana? Los conductores están de morros. Pitan una y otra vez hacia un culpable quimérico, inexistente. Es el momento de las corbatas. De acordarse cuánto aprieta una corbata en el pescuezo, en circunstancias como esta. Hace un calor insoportable. El monotema catalán llega hasta aquí, procedente de otras radios, de otros vehículos. “Despacito, despacito“, canta un tipo a mi derecha, al borde del llanto. Lo malo del cambio climático es que las canciones del verano se quedan hasta diciembre. Lo saben las discográficas, lo sabe Spotyfy. El cabreo es ensordecedor. Ojalá la del Seat repare en mí. Tengo cuarenta y tantos años. A la una menos cuarto tengo cita con el urólogo, ya llego tarde. No me importa. El primer tacto rectal de mi vida puede esperar.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s