12/ Aquello era cultura

20180901_103001[1]

Mi padre solo compraba libros de ufología y esoterismo, libros que abandonaba generalmente en la sexta o séptima página. Yo, en cambio, los leía con avidez creyendo que aquello era cultura. No había poesía ni narrativa en mi casa, solo libros de Samael Aun Weor y demás autores que yacen en el polvo y el olvido. Es por eso que practiqué la güija antes que fumarme un porro o hacer pellas en clase. Es por eso que la primera chica que pasó de mí fue la de la curva. Y cuando la armaba en clase, y el instituto requería la presencia de mis padres, mi viejo contactaba con los extraterrestres en vez de hacerlo con el director.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s